Iguales

ES HORA DE CAMBIAR LAS REGLAS

En la última década, los países de Latinoamérica y el Caribe lograron grandes progresos en la reducción de la pobreza. Sin embargo, la región sigue siendo la más desigual del mundo en la distribución del ingreso; y si no hacemos nada, en solo 6 años el 1% más rico de la región acumulará más riqueza que el 99% restante.

En República Dominicana el ingreso promedio de uno de los 265 multimillonarios del país multiplica más de 4000 veces el ingreso promedio de una persona perteneciente al 20% más pobre. La desigualdad constituye un gran obstáculo para la sostenibilidad y el avance en la erradicación de la pobreza de forma estructural.

La concentración de riqueza va de la mano de la concentración de poder, gracias al cual las élites políticas y económicas moldean las políticas públicas para mantener sus privilegios, afectando la calidad de los sistemas democráticos, los cuales quedan secuestrados.

Las medidas que deben tomarse para enfrentar la desigualdad no son secretas, lo que se necesita es voluntad política. La desigualdad es evitable. Ya se conocen las políticas que deben impulsarse para enfrentar la concentración de poder y riqueza.

Se trata de reducir los privilegios de unos pocos para garantizar los derechos de la mayoría; de debatir el reparto de poder y el peso desproporcionado que tienen los intereses de unos pocos en los sistemas democráticos.

La campaña Iguales defiende la necesidad de un cambio en las reglas del juego que están permitiendo una creciente concentración de la riqueza, que socava la democracia, paraliza la lucha contra la pobreza e incrementa la desigualdad.

Aquí te compartimos acciones, documentos, materiales y otros insumos que te permiten conocer la campaña y alzar la voz contra la desigualdad.

Podemos cambiar las reglas que rigen nuestro sistema. Podemos cambiar el modelo fiscal para garantizar que las personas ricas contribuyan de forma justa. Podemos exigir una mayor inversión en los sistemas públicos de salud y educación y protección social, para dotar a las personas más pobres de la oportunidad de luchar por una vida mejor. Podemos demandar sueldos dignos e igualdad salarial para hombres y mujeres. Y debemos asegurar que las personas más pobres puedan alzar su voz y que quienes ostentan el poder.

Es posible hacer frente a la desigualdad extrema. Se pueden tomar medidas para equilibrar la situación y hacer del mundo un lugar más justo.

Recursos recientes

  • Se buscan: recursos para garantizar derechos
  • Las marcas de la política habitacional
  • Privilegios que Niegan Derechos- Resumen ejecutivo

©2017 Vigilantes, todos los derechos reservados. Diseño y desarrollo por aMartinez

Send this to friend