• 0

Debaten sobre la deuda de RD con la prevención de desastres

En el Diálogo Urbano se enfatizó que los recursos establecidos por el Estado dominicano han sido insuficientes durante el 2018 para afrontar el alto riesgo de las personas vulnerables ante fenómenos naturales, y la tendencia es que se mantenga igual para 2019.

Santo Domingo. –. El año 2018 el gobierno dominicano dedicó tan solo 10 centavos de cada 100 pesos (0.1%) de su gasto total en programas y medidas que procuren incrementar resiliencia ante desastres, y de acuerdo al proyecto de presupuesto 2019, el próximo año se mantendría igual. Esto fue planteado en el espacio denominado Diálogo Urbano, donde comunitarios y comunitarias que habitan en zonas vulnerables al impacto de fenómenos naturales participaron y se mostraron indignados respecto a la baja inversión del Estado en prevención.

Debido a su ubicación geográfica, República Dominicana se encuentra altamente expuesta al impacto de amenazas naturales y otras causadas por el ser humano, que, en combinación con factores que generan vulnerabilidad como son la desigualdad y la pobreza, terminan ocasionando desastres de forma recurrente.

“El llamado es a que la Comisión Bicameral de Presupuesto abra las puertas del Congreso Nacional y permita un debate amplio sobre el presupuesto 2019 y cómo afronta políticas de reducción de vulnerabilidades ante amenazas naturales”, explicó Rafael Jovine, oficial de fiscalidad de Oxfam durante el Diálogo Urbano.

La política fiscal del Estado dominicano es reactiva, y los recursos son insuficientes para afrontar el alto riesgo de los colectivos desproporcionalmente impactados por estos fenómenos, así lo presenta el documento ‘La deuda eterna de República Dominicana con la prevención de desastres’.

“Ni el Presupuesto General del Estado vigente, ni el proyecto de presupuesto previsto para el año fiscal 2019 reconocen recursos para el Fondo Nacional de Prevención, Mitigación y Respuesta ante Desastre que prevé la Ley 147-02 sobre Gestión de Riesgos en su artículo 20. Solo reconoce y establece compromiso directo para el llamado ‘1% para calamidades públicas’, cuyo enfoque se concentra totalmente en la respuesta, y no en prevención”, señaló Jovine.

Por su parte, David Arbona, de Ciudad Alternativa resaltó que el ejemplo más reciente de la deficiencia inversión en políticas de prevención fueron los daños causados en las zonas afectadas por las lluvias acaecidas en el país entre noviembre 2016 y abril 2017, el gobierno central tuvo que buscar prestado RD$12,000 millones o lo equivalente al 0.3% del PIB entre el Banco Central y el Banco de Reservas para desarrollar intervención de respuesta a las emergencias.

“Solo por este concepto, el balance financiero del gobierno central registró un déficit superior en casi un 16% del esperado al cierre de las cuentas fiscales del año 2017. Los estudios de Oxfam muestran que, solo ajustando partidas como publicidad y propaganda, viáticos y los recursos del “5% a disposición” del Presidente de la República se podría haber multiplicado por tres la inversión pública en gestión de riesgos ante desastre, sin tener que recurrir a nuevos préstamos para financiar estas políticas”, sostuvo Jovine en el conversatorio.

Diálogo Urbano es un espacio de reflexión de Ciudad Alternativa y en está ocasión fue organizado junto con Oxfam, con el fin de debatir sobre política fiscal en la reducción de riesgo de desastres ya que en el año 2017 República Dominicana ingresó a la lista del ‘top 10’ entre 182 países evaluados en el Índice de Riesgo Climático Global, fruto del registro anual compilado del período 1997-2016.

Durante estos años el país registró el impacto de 49 eventos naturales, con 2.32 muertos por cada 100,000 habitantes y 243.5 millones de dólares en pérdidas, equivalente a 0.26% del PIB.

 

Descarga el informe ‘La deuda eterna de República Dominicana con la prevención de desastres’ aquí: 

Send this to friend